Presentación

Nuestra escuela la concebimos un lugar dónde todas aprendemos y crecemos cada día. Dónde creemos en la enorme fuerza y capacidad de los niños y niñas y de sus acompañantes. Inspirado en la filosofía María Montessori, en la forma de entender la educación de Rebecca Wild, Summerhill, Freinet, Froebel, Ausubel, Piaget, Vygotski, J.H. Pestalozzi, Sutherland Nelly y desde el paradigma propuesto por Wilhelm Reich que orienta nuestro funcionamiento. 

Vidaitierra se define como una iniciativa pedagógica alternativa, donde se aprende a partir de la curiosidad y se cultiva el interés por aprender a ser libres, a convivir y a ser felices. Un lugar donde reina el respeto y el apego. Ofrecemos espacios para atender el aspecto emocional, psicomotriz, intelectual, social, artístico y medioambiental. Los niños y niñas se encuentran en un entorno heterogéneo, con acompañantes adultos cualificados y acreditados oficialmente, papás, mamás, niños y niñas de diferentes edades.

Teniendo a su alcance la posibilidad de interiorizar una amplia gama de comportamientos, habilidades, destrezas y actitudes. Ambientes preparados inspirados en las escuelas de Reggio Emilia y Montessori que respetan los procesos naturales de los niño-as. 

Niños libres de sentir y pensar, libres de miedos y con una gestión de los conflictos respetuosa. Intentamos cubrir la necesidad de amor, de respuesta empática y afecto. Conscientes de nuestra posible influencia en la formación del carácter que se va a ir configurando a lo largo de sus primeros 6-7 años de vida y por tanto nuestra contribución a un desarrollo saludable.

- Susana López

Nuestro equipo

Visit Vidaitierra Susana López's profile on Pinterest.

Últimas noticias

  • LOS REYES MAGOS, LA FANTASÍA INFANTIL Y EL CONSUMISMO

     
    Se acercan fechas navideñas, y con ellas, el aluvión de
    anuncios en todos los medios de comunicación, para
    consumir más y mejor.
    Si durante todo el año, estamos bombardeados para comprar y comprar, más allá de lo
    razonable y sostenible económica y ecológicamente hablando, estas fechas son el sinsentido
    del exceso del gasto familiar, incitados por la tradición, aderezada con mensajes de amor y
    paz, para crear un clima de felicidad en muchas ocasiones ficticio.
    Un paréntesis en la realidad cotidiana, marcado por legítimos anhelos de bienestar, que más
    tarde nos devuelven a la misma realidad, donde lo dejamos.
    Nosotros somos adultos y podemos reflexionar sobre este tema y ver más allá de los intereses
    establecidos.
    Pero ¿qué pasa con la infancia?
    Ellos son carne de cañón fácil para el consumismo impuesto de la sociedad.

  • OTRA MIRADA HACIA EL DIBUJO, COMO EXPRESIÓN DE UNA NECESIDAD

    El término educación creadora es una fórmula que Arno Stern creó hace cuarenta años para trazar una distinción entre el juego de pintar y la educación artística. Según él, la educación artística destruye toda posibilidad de jugar. Se utiliza el orgullo de los niños y niñas exponiendo sus obras, exhibiendo su trabajo. Para Stern, esto es un insulto al arte y un peligro para el niño/a que ve deteriorado su juego. Cualquier persona tiene una memoria orgánica muda que se puede avivar. Esto supone un proceso, y por lo tanto no es creación. Ésa es una de las claves: el niño/a no crea nada sino que satisface una necesidad propia y no para el adulto.

Filosofía Vidaitierra

Vídeos de Vidaitierra

anagrama Vidaitierra