¿Porqué se creo Vidaitierra?

Vidaitierra abre sus puertas con el objetivo de ser un espacio que cumpliera los requisitos básicos que se corresponden con nuestra forma de entender la vida y con nuestras convicciones, un lugar que permita el desarrollo armónico de lo interior y lo exterior.

Tras años de investigación, de trabajo y experiencias vividas, formación, reflexión y con la ilusión de poder ofrecer a la infancia un entorno preparado, libre, activo y no directivo, y por supuesto rodeado de mucha naturaleza.

Y así comenzó a gestarse Vidaitierra, al pie del cerro  de Peña las águilas, en un ambiente con un bajo nivel de contaminación. En una casa de campo rodeada de inmensos árboles, arenero, huerto ecológico familiar, corral?

Vidaitierra está contextualizado en un enfoque bio-psico-social de la salud, ofreciendo un abordaje innovador e integrativo que permite prevenir la formación de estructuras caracteriales rígidas y posibles patologías. En  respuesta a la  demanda en el fomento y prevención de la salud integral del ser humano.

A través del conocimiento del desarrollo psicoafectivo infantil, nos aproximaremos a la comprensión del periodo evolutivo comprendido entre la concepción y los sietes primeros años de vida, etapa crucial para el fomento y prevención de la salud emocional del ser humano,  queremos preservarles del sufrimiento emocional, base de posteriores trastornos psicosomáticos y /o caracteriales.

Nuestra fundamentación teórica y empírica, se basa tanto en las investigaciones pioneras realizadas en este campo por W.Reich y posteriores colaboradores como en las aportaciones actuales desde el modelo de la Teoría del apego  de J.Bowbly entre otros autores destacados.

Los seis-siete primeros años de vida son los que marcan el resto de nuestra existencia. Lo vivido en estos años, queda guardado en nosotros de  forma inconsciente y, por lo tanto, mucho más intensamente que lo que vivamos después. Aunque los recuerdos de esta etapa son pocos las primeras vivencias nos acompañan siempre, siendo determinante en la formación de nuestro carácter y evolución.

Las madres, padres y educadores tenemos la posibilidad y la gran responsabilidad de proporcionar en esta primera etapa la mejor infancia en el mejor mundo posible.

Algunas familias llegan a Vidaitierra sin conocer en profundidad en qué consiste una escuela integral infantil, pero durante estos  años han descubierto un mundo que les ayuda a replantearse muchas cuestiones a nivel personal y social, empezando por su responsabilidad en la crianza y educación de sus hijos e hijas.

Somos conscientes de lo importante que es para los niños y niñas tan pequeñitos sentirse como en su propia casa. Por eso, Vidaitierra es la casita de todos y todas. En ella hacemos muchas cosas como las que hacemos en casa: recogemos y ordenamos, barremos, ponemos y quitamos la mesa, limpiamos y además? hacemos cosas que no hacemos en casa, tan maravillosas cómo; cuidar a los animales, recoger los huevos de nuestras gallinas, regar el huerto, música vivencial y artes escénicas, educación creador, encuentro con otros niños y niñas, con otros adultos?

A través del proceso de socialización aprendemos habilidades sociales, interiorizamos valores, ideas y hábitos. Los modelos de convivencia que ofrecemos son determinantes en cómo ellos convivirán, y construirán su identidad y sus capacidades sociales.

La prevención Infantil es imprescindible para el fomento de condiciones favorables que posibiliten el bienestar comunitario.

Comparte en las redes

UI